Logopedia

 

¿Qué es una Logopedia?

A veces, como ya hemos leído en el apartado de ortodoncia de esta web, existen hábitos musculares inadecuados de los labios, de la lengua (en la mayoría de las ocasiones) o de la forma de respirar o masticar quizás ante la imposibilidad de realizar la respiración nasal, debido a la existencia de adenoides o grandes amígdalas hipertrofiadas, que obligan al paciente a efectuar una respiración bucal. En otras ocasiones el problema es la existencia de un frenillo lingual corto o hipertrófico que da lugar a que la lengua se situé en un posición muy baja desplazando, por ello, los dientes anteriores al hablar o deglutir ya que no puede colocarse, al realizar esas funciones, en su posición correctas.

Otras veces, el niño adquiere una serie de manías o "para funciones" por ejemplo chuparse el labio inferior, chuparse el dedo pulgar o chupar un lápiz en el colegio entre otras muchas.
En todos estos casos, se hace necesaria LA REHABILITACIÓN DE LAS DISFUNCIONES NEUROMUSCULARES participantes en la deglución, fonación, respiración y masticación. O sea, ES NECESARIO NORMALIZAR LA ACTIVIDAD MUSCULAR BUCOFACIAL Y REEDUCAR DICHA MUSCULATURA.
Idóneamente el logopeda debe trabajar en equipo con el ortodontista y ambos, con el médico otorrino.
Durante la primera visita a la consulta dental, el médico-dentista realizará una serie de exploraciones previas con el objeto de averiguar la existencia de "hábitos viciosos" antes de enviar al niño al especialista logopeda.